Archivo de la etiqueta: Subvenciones

Convocatoria de Incentivos Regionales. Galicia

1.- Objetivo

Fomento del desarrollo económico regional a través del apoyo financiero a la implantación de proyectos empresariales en la Comunidad Autónoma de Galicia, con el objeto de corregir los desequilibrios territoriales existentes, fundamentado en la creación de empleo de las empresas.

2.- Beneficiarios

Personas físicas o jurídicas, españolas o que, aun no siéndolo, tengan la condición de residentes

3.- Sectores incentivables

  1. Industrias transformadoras y servicios de apoyo a la producción que, respetando los criterios sectoriales establecidos por los organismos competentes, incluyan tecnología avanzada, presten especial atención a mejoras medioambientales y supongan una mejora significativa en la calidad o innovación de proceso o producto y, en especial, los que favorezcan la introducción de las nuevas tecnologías y la prestación de servicios en los subsectores de las tecnologías de la información y las comunicaciones y los que mejoren significativamente las estructuras comerciales.
  2. Establecimientos turísticos e instalaciones complementarias de ocio que, respetando los criterios sectoriales establecidos por los organismos competentes, posean carácter innovador especialmente en lo relativo a las mejoras medioambientales y que mejoren significativamente el potencial endógeno de la zona.

Se considerarán sectores excluidos los no citados en el párrafo anterior.

4.- Presupuesto

El presupuesto mínimo financiable será  de 900.000 €.

5.- Plazo de solicitudes

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 31 de diciembre de 2020.

6.- Condiciones de financiación

Los incentivos regionales que podrán concederse, en forma de subvención, no podrán sobrepasar los siguientes porcentajes máximas sobre la inversión aprobada:

  1. Desde el 1 de julio de 2014 hasta el 31 de diciembre de 2017, del 15% para grandes empresas, del 25% para medianas empresas y del 35% para pequeñas empresas.
  2. Desde el 1 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2020, del 10% para grandes empresas, del 20% para medianas empresas y del 30% para pequeñas empresas.

En el caso de proyectos con una inversión aprobada superior a 50 millones de euros dichos porcentajes máximos se fijarán conforme a lo establecido para los grandes proyectos de inversión en las Directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional para 2014-2020

7.- Conceptos financiables

  • Obra Civil.
  • Bienes de Equipo, excluidos los elementos de transporte exterior,
  • En el caso de pequeñas y medianas empresas, hasta el 50% de los costes derivados de los estudios previos del proyecto, entre los que pueden incluirse: trabajos de planificación, ingeniería de proyecto y de dirección facultativa de los proyectos.
  • Activos inmateriales, siempre y cuando no excedan del 30% del total de la inversión incentivable, se utilicen exclusivamente en el centro donde se realice el proyecto, sean inventariables, amortizables y se adquieran en condiciones de mercado a terceros no relacionados con el comprador.
  • Otros conceptos, excepcionalmente. Se apreciará la excepcionalidad en aquellos proyectos de carácter singular por la naturaleza de la inversión.

Para la determinación del importe de las inversiones subvencionables el Consejo Rector de Incentivos Regionales podrá establecer módulos por unidad de medida, de manera que se garantice que no se superan los precios de mercado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ayudas, Financiación

Situación del esfuerzo innovador en Francia

Profundizando en el sistema francés de estímulo a la I+D+i a través de los instrumentos basados en la financiación tanto directa comoindirecta, desarrollados anteriormente, a continuación se analizará su eficiencia y grado de penetración en la industria.

Según el Innovation Union Scoreboard publicado en 2013, Francia se encuadra en la categoría de “Innovation Followers“, ligeramente por encima de la media de la UE-27. Sus puntos fuertes se encuentran fundamentalmente en una elevada cualificación del personal enmarcado en actividades innovadoras (doctorados, tecnólogos, etc.) así como por el potencial de desarrollo en la creación de nuevos mercados y empresas de fuerte carácter innovador, permitiendo ellas compensar la principal debilidad de su sistema, esto es su sistema inversor fuera del marco de I+D+i.

Tomando como referencia el Índice Altran de 2013, el resultado es similar al anterior, ya que Francia ocupa el 6º lugar de potencial innovador, con un índice de 0,676 (este índice representa el grado de aproximación con el país de referencia, en este caso Suecia), viniendo de un 0,696 que tenía en 2012. Asimismo, en cuanto a la inversión del país en I+D con respecto a su PIB, presenta un 2,25% (2,24% en 2012), lo que le deja en un 7º lugar.

Tal y como se refleja en el 8º Eurobarómetro de la Innovación, realizado por AlmaCG, el 32% de las empresas francesas otorgan una importancia fundamental a la innovación como una de las respuestas principales a los desafíos empresariales que presenta la época actual, lo que va en consonancia de los números que presenta el conjunto del país en este ámbito.

El sistema de ayudas indirectas basado fundamentalmente en las deducciones fiscales a la I+D es comúnmente utilizado por las empresas galas; así en este mismo Eurobarómentro se constató que el 64% de los encuestados franceses lo emplean (las micropymes un 47%, las pymes un 66%, las grandes empresas un 74% y más del 92% de los grandes grupos innovadores).

Los últimos datos ofrecidos por el MESR (Ministère de l’Enseignement Supérieur) en relación con la aplicación de las deducciones fiscales (CIR) fue publicado el 17 de julio de 2013 analizando el ejercicio 2011, donde se reflejaba un ascenso hasta las 19.686 empresas y 5.170M€ de deducción. Su crecimiento sigue siendo estable si lo comparamos con las cifras publicadas en mayo de 2012, donde se mostraban los datos correspondientes el año 2010. En ese ejercicio, cerca de 18.000 empresas han aplicado las CIR (un 20% más que en 2008), por valor de 5.050M€.

Como se puede apreciar en la siguiente gráfica, esta tendencia positiva se mantiene desde el inicio de la aplicación de este instrumento, aunque bien es cierto que el ritmo de crecimiento va siendo ligeramente asintótico, tanto en el número de declarantes como de beneficiarios (en el que se eliminan las empresas filiales de los grupos con cuentas consolidadas):

Evolucion_decla_benefEn cuanto a la financiación externa para el desarrollo de proyectos de I+D, se ha evidenciado que presentan un impacto más significativo en las empresas francesas que la media europea; en relación con ello, en la encuesta realizada con motivo del 8º Eurobarómentro, el 50% de las empresas declararon un aumento en los trabajos de I+D en comparación con el 41% del resto de países encuestas. El 66% aumentó del volumen de negocio en nuevas ofertas (contra el 59%). El 70% afirmo un aumento en el número de innovaciones que llegan al mercado (mientras que el resto de países presenta un 60%). La reinversión directa en I+D y patentes son otras dos variables importantes para las empresas francesas, presentando un impacto más relevante que para las empresas encuestadas en el resto de países (40% frente al 36%).

Según el informe publicado en octubre de 2012 por BPIFrance, en el año 2011 se invirtieron 1.250M€ en 844 pymes, lo que supone un incremento de un 12% con respecto a 2010, que presentó un gasto total en I+D de 44.628M€ (según informe de INSEE). Otro dato revelador es el que arroja el informe de julio de 2012 de OSEO, así como en su página web, constatando que se han financiado proyectos de 84.000M€ por un valor total de 31.000M€ (un 5% más que en 2010), cerca de 2.000M€ para proyectos de I+D, 9.000M€ para inversiones, 12.000M€ para financiación junto con inversores privados y otros 8.000M€ en créditos financieros.

Conclusiones

A partir de todo lo anterior, se puede concluir que el sistema nacional de I+D se encuentra plenamente integrado e interiorizado en la industria, mostrándose como un sistema dinámico que busca dar respuesta a las necesidades empresariales, si bien presenta en ocasiones problemas operativos y de aplicación del mecanismo, así como la imposibilidad de considerar en este terreno las actividades de innovación tecnológica, a día de hoy sin apenas instrumentos realmente eficaces para su fomento.

Con todo, Francia sigue mostrándose como un país de referencia en materia de generación de conocimiento, con un progresivo aumento en el número de empresas que acceden al sistema, en el número de proyectos que son financiados y en las ventajas que aporta la utilización de estos recursos.

Deja un comentario

Archivado bajo Innovación, Negociación

Políticas de estímulo a la I+D. Ayudas directas

Después del post dedicado a las políticas de estímulo basadas en los incentivos fiscales, toca repasar el papel que desempeñan las fórmulas de ayudas directas -subvenciones, créditos blandos, etc.- existentes para desarrollar las actividades innovadoras, tomando como base el paper publicado por NESTA en enero de 2013, y conducido por el MIoIR.

De forma general, se puede afirmar que las medidas directas para estimular el desarrollo de la actividad innovadora comenzaron a partir de la II Guerra Mundial dentro de la industria de defensa. A partir de entonces, y viendo los buenos resultados obtenidos, se fueron generalizando a todo tipo de sectores y empresas. Tal y como se puede apreciar en la siguiente gráfica, el esfuerzo en esta materia es progresivo y generalizado en estos últimos años.

Direct government funding

Diseño

A la hora de poner en marcha estas medidas, es necesario definir los objetivos que persiguen (sectores a los que van dirigidos, tipo de empresas, etc.) y los mecanismos de control del impacto a corto plazo (empleo, volumen de negocios, etc) como a largo plazo (crecimiento y competitividad, transferencia de conocimiento y sinergias, etc.).

Una vez determinado lo anterior, se podrá definir la metodología de evaluación de las propuestas (comité evaluador, criterios básicos, tipo de ayuda, etc.), así como la duración inicial de los programas (habitualmente se trabaja entre 4 o 5 años), con unas revisiones periódicas para poder comprobar su validez y vigencia.

Tipología de las ayudas

Los tipos de ayudas directas más habituales en la actualidad en programas de I+D+i son las siguientes:

Subvenciones. Cubre una parte del coste total del proyecto de I+D a partir de una inyección de liquidez directa.

Créditos blandos. Puede ser concedido por la propia administración o a través de una entidad bancaria. Se trata de un préstamo reembolsable (o parcialmente reembolsable) bajo diferentes condiciones

Ofrecimiento de garantías. La finalidad de este mecanismo es otorgar garantías financieras a las empresas con el objetivo de facilitar su acceso a préstamos otorgados por bancos comerciales y otros intermediarios financieros.

Catalizador de capital semilla. Ya sea a través de la constitución y estímulo de redes de business angels y fondos de capital riesgo, coinversión, etc., para start-ups y empresas de reciente creación, sobre todo de carácter tecnológico.

Lanzamiento y evaluación de la eficacia

El paso siguiente, y de acuerdo con el plan de ruta determinado y acordado, es detallar las líneas básicas de los mecanismos habilitados de lanzamiento y la evaluación de su desarrollo a lo largo de su vida útil.

De esta manera, se diseñará el proceso de implementación y control, diseñando las diferentes características y peculiaridades que compondrán el programa, como pueden ser los criterios de evaluación y determinación de la financiación, los plazos de pago, canales de comunicación habilitados y requerimientos documentales, etc.

Se desarrollarán las líneas de control y vigilancia, la sistemática de trabajo e indicadores de seguimiento, la posibilidad de habilitar canales de asesoramiento, gestión del proceso global de manera que se trabaje en mejoras incrementales de eficiencia, etc.

Definición de servicios complementarios

Opcionalmente, se pueden definir servicios complementarios a las líneas básicas de desarrollo, como pueden ser los servicios de asesoramiento, formación sobre modelos de negocio derivado de la ejecución del proyecto, el apoyo a la comercialización, etc. Estos servicios pueden desarrollarse con el fin de mejorar la protección y explotación de los resultados del proyecto. Este tipo de servicios permiten mejorar el impacto a largo plazo de los programas, ya que pueden ser palanca para el desarrollo de nuevas estrategias. Como principal desventaja, es el consiguiente coste que lleva asociada la implementación de estos servicios.

Medición de la eficacia

En general, la eficacia de los programas se mide a través de la medición incremental de los inputs o entradas (número de proyectos que se han podido llevar a cabo gracias al programa, en general se estima en un 70%), de los outputs o salidas (nuevos productos o servicios desarrollados gracias al programa, incremento en las exportaciones, aumento de empleos, etc., aunque no hay estudios concluyentes en este ámbito) y de los ratios relacionados con el efecto incentivador durante el desarrollo, como la puesta en marcha del proyecto (estimado entre el 28% y el 58%), la reducción de plazos (hasta un 16%), alcance (entre un 8% y 54% son más ambiciosos gracias a estas ayudas), mayor desafío tecnológico (entre el 22% y 52%), mejorar el sistema de colaboración y cooperación (entre 28% y 52%), posibilidad de posteriores proyectos complementarios o fortalecimiento del management.

La necesidad de esta medición es poder comprobar que las medidas públicas de ayuda permiten minorar la incertidumbre tecnológica y del riesgo, así como un impulso de la competitividad del mercado.

Por lo tanto, el papel del gobierno consiste en reducir la incertidumbre, en los mercados no sustitutivos compartiendo riesgos y costes, e idear maneras de superar los límites tecnológicos.

Conclusiones

Los programas de apoyo directo a los esfuerzos de I + D de las empresas tienen una larga historia en los países de la OCDE, dadas las limitaciones que presentan el desarrollar una política activa de I+D, lo que en ocasiones lleva a las empresas a limitar sus actividades de I + D. De esta manera, y gracias al apoyo público, se pretende reforzar la competitividad de las industrias y empresas, mejorando las exportaciones, más empleos y de mayor valor añadido, y en definitiva, una mayor competitivdad que redundará en un mejor posicionamiento del conjunto del país.

Estos programas públicos pueden ser genéricos (que cubre todos los tipos de empresas y todos los sectores) o específico (dirigido a un determinado tipo de empresas, industrias específicas o problemas concretos). Si bien estos programas directos constituyen el núcleo de la intervención pública hacia las empresas en los años 1960 y 1970, desde entonces han sido sustituidos por instrumentos indirectos (principalmente créditos fiscales) y los programas de colaboración público-privada específicos.

A raíz del análisis de los diferentes programas de ayuda, se puede evidenciar una mayor participación de empresas medianas y grandes, dado que estas empresas suelen afrontar proyectos más ambiciosos y de mayor riesgo tecnológico, así como también que las empresas que han participado en estos programas suelen desarrollar proyectos posteriores, desarrollándose una mayor integración entre la estrategia de I+D+i en el seno de la empresa.

Finalmente, se puede afirmar que la combinación de estas medidas directas (que se puede emplear de manera estratégica por los gobiernos, centrándose por ejemplo en determinados sectores, regiones o tipos de empresa) con el de medidas indirectas basadas en los incentivos fiscales, constituyen una combinación óptima para poder maximizar la acción privada innovadora.

1 comentario

Archivado bajo Ayudas, Innovación

CDTI publica el nuevo mapa online sobre ayudas multinivel de financiación para I+D+i empresarial

CDTI acaba de actualizar la herramienta de búsqueda de ayudas existentes para la puesta en marcha de proyectos innovadores. A través de un portal web (http://138.4.83.162/mapas/ayudas/), se puede acceder a las diferentes convocatorias de ayuda puestos en marcha por los diferentes ámbitos administrativos (desde programas locales a europeos, así como los creados por las entidades y agentes de innovación).

Mapa_ayudasLa información se encuentra estructurada en torno a cuatro criterios básicos de búsqueda: básica (en función del tipo de beneficiario, de tipo de financiación, de prioridad o área tecnológica, y del estado de la convocatoria), el tipo y la modalidad (tipología del proyecto y la modalidad de participación), la zona de actuación (tanto en cuanto al ámbito geográfico de la ayuda como la comunidad autónoma donde se realizará el proyecto) y jurídico (pudiendo filtrar por el boletín oficial de publicación o por su base jurídica).

De momento no está habilitado el aviso de noticias según los criterios seleccionados, a través de rss o al menos por correo electrónico, aunque bien es cierto que han informado que están trabajando en estas opciones.

El anuncio de su puesta de largo la han realizado a través de su blog: http://cdtioficial.wordpress.com/2013/07/22/cdti-centro-para-el-desarrollo-tecnologico-industrial-cdtiinforma-redpidi-nuevo-mapa-online-cdtioficial-sobre-ayudas-multinivel-de-financiacion-para-idi-empresarial/

Espero sea de vuestro interés.

Deja un comentario

Archivado bajo Ayudas