Archivo de la etiqueta: Planificación

No hay problema tan malo que no pueda ser peor

Comparto con vosotros esta interesante charla del astronauta Chris Hadfield, en la que reflexiona acerca de la necesidad de la planificación, de la asunción de los imprevistos que se deben superar para alcanzar la meta propuesta, de cómo cierta dosis de estoicismo y mantener el foco son cuestiones vitales para poder alcanzar los objetivos propuestos, de desarrollar concienzudamente planes de contingencia… todo ello a partir de su experiencia de haberse quedado ciego en su primer viaje por el espacio.

Espero sea de vuestro interés. Que la disfrutéis.

Deja un comentario

Archivado bajo Estrategia

En la sencillez está el éxito

En general nos encanta complicarnos la vida, ya sea por aparentar ser más de lo que realmente es, ya sea por intentar ser más singulares, o incluso por mantener el cliente interno que tratamos de ser, el caso es que muchas veces perdemos el control sobre nosotros mismos, los procesos en los que nos vemos envueltos o las estructuras que creamos.

El problema es poder desenmarañar todos los nudos que nos envuelven y poder ser realmente eficientes, tanto en nuestro día a día como en lo que nos rodea.

Últimamente estoy observando cómo empresas pequeñas o medianas se encuentran envueltas en organigramas “demoníacos” en 2D o incluso en 3D que son imposible gobernar, y que repercute inexorablemente en la calidad de los productos y servicios que ofrece, en los costes de producción de estructura asociados, y en los defectos de no calidad derivados de este caos organizativo.

La gestión por procesos.

Es el santo grial que tantas veces hemos escuchado, pero que en muchas pymes españolas (ojo, no únicamente ellas y por supuesto tampoco todas ellas) nunca se ha llegado a ver. Con otras motivaciones muy diferentes a la orientación al cliente, a la gestión por procesos o proyectos, la búsqueda de la eficiencia, etc., se siguen manteniendo áreas, puestos, o funciones anacrónicas que no aportan valor, y cuya finalidad es perpetuar puestos, promocionar hacia ninguna parte y crear responsabilidades fatuas, lo que en definitiva es una fuente de costes y de problemas de gestión.

Desde los tiempos de la escuela, mis profesores de entonces me insistían en la importancia de observar la naturaleza y entender las leyes fundamentales que lo rigen todo, donde todo siempre tiende a la simplicidad; todo lo artificial tiende a desaparecer porque no suma al conjunto, porque no armoniza y es un escollo para lograr una evolución estable, y esta reflexión creo que debía interiorizarse en muchas altas direcciones, sobre todo en estos tiempos de cambio, y buscar esa nueva forma de hacer las cosas con valentía, determinación y verdadera visión de conjunto.

“Todas las teorías físicas, a pesar de sus expresiones matemáticas, se tienen que reducir a una descripción tan simple que incluso un niño sea capaz de entenderlas”

(Albert Einstein)

Deja un comentario

Archivado bajo Negociación

Elaborar la hoja de ruta de la innovación

Dentro del principio de la Innovación Abierta (libro publicado por Henry W. Chesbrough, 2006), uno de los elementos clave para definir y consolidar el progreso de la empresa pasa por la confección de una hoja de ruta en el que se puedan plasmar no solamente los proyectos de I+D que se van a llevar a cabo, sino también un primer esquema del momento en el que se deben comenzar a desarrollarse. Gracias a este esquema se pueden dimensionar los recursos, estructurar y planificar las inversiones, etc. Para ello, es indispensable tener un profundo conocimiento del sector para lograr realizar previsiones con un mínimo de consistencia.

Rellenar los huecos del negocio actual

La proyección del mercado en el futuro lo vuelve cuantificable y definido, permitiendo vislumbrar posibles carencias o limitaciones de la empresa para poder satisfacer las nuevas necesidades del mercado. De esta manera se pueden establecer prioridades para lanzar nuevos proyectos y líneas prioritarias de I+D, enfocadas a cubrir los huecos detectados.

Hallar los puntos flacos del modelo de negocio

El análisis del modelo de negocio actual permite identificar el tipo de tecnologías e ideas externas que pueden ser incorporadas a la empresa, de manera que se puedan concentrar los esfuerzos de I+D de la empresa en desarrollar soluciones que no puedan ser cubiertas por terceros -en este caso- a nivel interno, y así dotar a los proyectos innovadores de mayor valor añadido.

Revisión de las tecnologías externas con expertos externos

Una vez identificado lo anterior, es necesario analizar las tecnologías externas disponibles contando para ello de expertos ajenos a la organización, que eviten el sesgo y los condicionantes en sus juicios. El fin de esta actividad es poder aportar posibles tecnologías, agentes y colaboradores disponibles que contribuyan al progreso de los proyectos, disminuyan el riesgo, logren economías de escala, etc.

Licenciar tecnologías externas

El paso siguiente sería licenciar las tecnologías más interesantes para continuar con la realizar de los proyectos. Por tanto se debe estudiar el alcance, la exclusividad, la protección legal, tipología, etc., en función del tiempo de maduración del proyecto; incluso se puede contemplar la posibilidad de adquirir la tecnología. Esta operación no es muy habitual en nuestras empresas, por lo que es pertinente la pregunta que se hace Chesbrough en este punto ¿acaso no existe ningún conocimiento externo que pueda ser útil a la compañía? ¿O es que por el contrario no hemos contado con un método para buscarlo, identificarlo, evaluarlo y transferirlo a nuestros procesos internos?

Financiar nuevas compañías para resolver necesidades insatisfechas

El profundo conocimiento desarrollado, tanto de la empresa como del sector, permite detectar la existencia de necesidades insatisfechas en nuestra organización, pero que por prioridades, posibilidades o estrategia no cubrimos. Una de las opciones a estudiar es la posibilidad de financiar otras organizaciones para que puedan desarrollar las soluciones que satisfagan nuestras necesidades, tras haber comprobado la carencia de opciones en el mercado. Gracias a esta acción de desarrollo de las tecnologías externas conseguimos alcanzar un doble objetivo: crear valor para nuestros clientes y dotar de mayor eficiencia los procesos, además de conseguir retener una porción del valor del desarrollo alcanzado.

Deja un comentario

Archivado bajo Gestión del conocimiento, Innovación

La importancia de la planificación

A raíz de varias conversaciones sobre la importancia de la planificación en la realización de proyectos (y trabajos en general) en los que intervienen diferentes agentes, he podido ver los diferentes significados y papeles que se le otorga a esa labor previa. Creo que realmente realizar una labor previa de análisis, establecimiento de hitos y puntos de control, designación de funciones y responsabilidades, estudio de alternativas y preparación de algún plan de contingencia, son puntos más que conveniente para asegurarse la viabilidad de la solución.

Sin embargo, en ocasiones se corre el peligro de santificar la planificación y elevar su importancia a fundamental, esto es, que se convierta en un fin en sí mismo y no en el medio para alcanzar los objetivos. Ser esclavo de la planificación es un error mucho más común de lo que pueda parecer.

Se debe tratar de establecer las pautas, marcar el camino, prever las situaciones… pero debemos evitar que se convierta en el amo y señor del proyecto, dictándonos órdenes como si fuésemos sus vasallos. Pienso que una valiosa virtud que poseemos es el dinamismo y la capacidad de análisis y adaptación, por eso debemos ser valientes para revisar y cambiar esa planificación inicial cuando cambian las condiciones de contorno, manteniendo entonces su importancia y vigencia.

Deja un comentario

Archivado bajo Gestión de proyectos