Archivo de la etiqueta: ley de emprendedores

Ley de Apoyo al Emprendedor: Luces y sombras

Reproduzco a continuación un extracto del análisis realizado por Aitor Veiga con motivo de la publicación de la Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización el pasado sábado 28 de septiembre en BOE, centrándose en las modificaciones introducidas en el ámbito de las deducciones fiscales y el patent-box, puntualizando en este dispositivo lo publicado erróneamente en muchos foros, en el que afirman que se reduce la base en un 60%, cuando lo cierto es que el nuevo texto establece que se integra un 40% de la renta neta:

La Ley de Apoyo a los Emprendedores y a su Internacionalización ha sido aprobada en su último trámite parlamentario, publicándose en el BOE el pasado sábado 28 de septiembre. La medida estrella de esta iniciativa legislativa del Gobierno, en lo que hace referencia a las actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica (I+D+i), es sin duda la posibilidad de eliminar la restricción en la aplicación de las deducciones fiscales por la realización de actividades de I+D+i, de manera que a partir de ahora se podrá solicitar incluso el abono de las cantidades que no puedan ser aplicadas por insuficiencia de cuota (cash back).

Mediante esta medida legislativa se habilita el acceso efectivo a este incentivo fiscal a las más de 20.000 empresas que declaran realizar actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica, de acuerdo a la encuesta de innovación tecnológica del Instituto Nacional de Estadística correspondiente al 2011, de las cuales más del 92% son pequeñas y medianas empresas. A la mayoría de estas empresas, la configuración derogada del incentivo fiscal de las deducciones fiscales por la realización de I+D+i no les permitía obtener un ahorro real, en la medida en que no generaban los beneficios empresariales necesarios para absorber la deducción generada por su intensa inversión en I+D+i.

Se trata por lo tanto de una medida que, en términos nominales, representa un avance muy importante y que venía siendo demandada por el sector empresarial desde hace tiempo, para evitar que las empresas españolas se viesen penalizadas respecto de la competencia europea que sí podía acceder a este tipo de mecanismos.

El talón de Aquiles de esta medida es, sin duda alguna, el importante retardo de sus efectos en la liquidez de las empresas, debido a que la aplicación efectiva dela misma se retrasa hasta la liquidación del impuesto sobre sociedades del ejercicio 2014 (realizada en julio de 2015), pudiendo sufrir retrasos adicionales en el caso de que la emisión de los ahora obligatorios Informes Motivados no se produzca con anterioridad a dicha fecha.

En lo relativo a la aplicación del artículo 23 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (denominado comúnmente Patent Box), ésta presenta importantes mejoras respecto de la redacción anterior: en cuanto a la intensidad de ahorro generado, permite un tipo efectivo de tributación del orden del 9,6% para las rentas procedentes de la cesión de activos intangibles (una mejora del 36% respecto de la normativa anterior). En lo que respecta al importe global de las rentas beneficiarias, se elimina el límite absoluto de 6 veces el coste del activo de la anterior normativa. Finalmente, sobre las operaciones beneficiarias, se abre la posibilidad para la transferencia de activos intangibles (incluyendo el arrendamiento financiero).

Sin embargo, existen todavía claroscurso en cuanto a la posibilidad de cesión de intangibles entre sociedades que tributen en régimen de consolidación fiscal, de forma que puedan beneficiarse de este importante incentivo fiscal, sin que el texto definitivo dé una respuesta aclaratoria definitiva. Esta circunstancia puede limitar ampliamente el interés creciente que despertaba este incentivo en el sector empresarial (con un ahorro fiscal total de más de 74 millones de euros en el ejercicio 2010, repartidos entre las 121 empresas que declararon esta reducción, de acuerdo a los datos publicados por la Agencia Estatal de Administración Tributaria).

——————————————————

Texto íntegro publicado en: http://www.elmundofinanciero.com/noticia/19407/Analisis-y-Opinion/Ley-de-apoyo-a-los-emprendedores:-luces-y-sombras.html

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad

Aprobada la Ley de Apoyo al Emprendedor. Cambios relacionados con la I+D+i

El pasado jueves 19 de septiembre se ha aprobado finalmente la Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización, después de haber superado el trámite parlamentario, a partir del anteproyecto de Ley que adelantamos el pasado mes de mayo y de la aprobación por parte del senado que también comentamos en este mismo espacio a mediados del mes de agosto. El texto definitivo se ha publicado el 25 de septiembre en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, y en el BOE del lunes 28 de septiembre.

En la parte que nos ocupa, las deducciones fiscales por I+D+i y las de cesión por activos intangibles, el texto presenta diversas novedades -y algunas lagunas aparentes- que trataré de sintetizar a continuación:

Deducciones fiscales por actividades de I+D+i

Se modifica el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, de la siguiente forma:

  • A partir de los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2013, las deducciones por actividades de I+D+i generadas a partir de entonces y que no sean aplicadas, pueden opcionalmente solicitar el abono del 80% de las mismas -quedando excluidas del límite de cuota-, manteniendo las siguientes condiciones:
    • Transcurrir un mínimo de un año desde que finaliza el periodo impositivo en el que se genera la deducción.
    • Que se reinvierta el mismo importe de la deducción aplicada o abonada a gastos de I+D+i, o a inversiones en elementos de inmovilizado material o activo intangible afecto a estas actividades, en los 24 meses siguientes al periodo en cuya declaración se realice la aplicación o abono de las deducciones.
    • Que la plantilla media o, alternativamente, la plantilla media adscrita aactividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica no se veareducida desde el final del período impositivo en que se generó la deducción hasta la finalización del plazo de reinversión.
    • Haber obtenido el IMV del proyecto o un acuerdo previo de valoración. En este punto no se aclara si los IMV ex-ante o los concedidos por CDTI o INNPACTO son aceptados, aunque como el texto no los excluye a priori deben de ser válidos.
  • Finalmente se establece un límite de deducción aplicada o abonada de IT de 1M€ anuales. Es de aplicación al Grupo de empresas que consolide cuentas. Aunque al principio existían dudas de si este límite afectaría a la aplicación de las deducciones por I+D+i en su totalidad o solamente la aplicación de esta nueva modalidad (la eliminación del límite de cuota), finalmente se entiende que es aplicable únicamente a ésta última.
  • El límite de deducción aplicada o abonada en el caso de I+D+i total son 3M€ anuales. Al igual que lo anterior, es de aplicación al Grupo en el caso de que consolide cuentas, y sólo en el caso de optar por la eliminación del límite de cuota.
  • Se formula de forma expresa que una misma inversión no podrá dar lugar a más de una deducción en la misma entidad, ni podrá dar lugar a la aplicación de una deducción en más de una entidad.

Reducción de las rentas por la cesión de activos intangibles.

En el caso del patent-box, las principales novedades son las siguientes:

  • Las rentas (ingresos procedentes de la cesión menos los costes por deterioros, y por aquellos gastos del ejercicio directamente relacionados con el activo cedido) procedentes de la cesión se integran en la base imponible en un 40% (en lugar de reducir el 50% los ingresos procedentes del activo), siempre y cuando:
    • La entidad cedente haya participado en la creación del activo, al menos, en un 25% del coste.
    • Que el uso del activo no lo materialice el cesionario en un producto o servicio que genere gastos fiscalmente deducibles en la entidad cedente, siempre que no esté vinculado con el cesionario.
    • Que el cesionario no resida en un paraíso fiscal, salvo que esté en un Estado Miembro de la UE y justifique que la operativa responde a motivos económicos válidos.
  • Tal y como se menciona en el punto anterior, desaparece el término “ingresos” que se establecía hasta el momento por el de “rentas netas”, siendo un matiz importante y más que reseñable por todo lo que conlleva.
  • En el caso de activos intangibles no reconocidos en el balance de la entidad, se entenderá por rentas el 80% de los ingresos procedentes de la cesión de aquéllos.
  • En el caso de grupos fiscales, en principio (aunque todavía no hay consenso en este punto) la aplicación de este dispositivo se podrá realizar entre sociedades que no tengan la obligación de consolidar cuentas (esto es, que no consolide fiscalmente). Este punto es importante, ya que solamente en ese caso la cesión intragrupo es válida.
  • Se podrá solicitar acuerdo previo de valoración en relación a los ingresos y rentas generadas. El plazo de resolución es de 6 meses, con silencio administrativo negativo.
  • Asimismo se podrá solicitar a la Administración Tributaria un acuerdo previo de calificación de los activos. El plazo de resolución es de 6 meses, con silencio administrativo negativo.
  • Por tanto, se logra una “histórica” demanda que es la obtención de seguridad jurídica plena para la aplicación del dispositivo, otorgada por el acuerdo previo de valoración.
  • Se elimina el límite previo de aplicación de hasta 6 veces el coste de creación del activo.

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad

Ley de emprendedores: Modificación de incentivos fiscales por I+D

El Proyecto de Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización que se está actualmente tramitando incluye en su articulado algunas modificaciones del artículo 35 de la Ley 4/2004, de 5 de marzo, sobre el Impuesto de Sociedades, esto es, sobre las deducciones por actividades de I+D+i. En su artículo 25 hace referencia a los incentivos fiscales a las actividades de investigación y desarrollo (no hace mención a innovación tecnológica), así como también a las rentas procedentes de determinados activos intangibles, introduciendo la siguiente novedad:

A partir de los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2013 se podrá obviar el límite de cuota, pudiéndose aplicar con un descuento del 20% de su importe.  Se establece para ello un límite aplicado e deducción de 3M€, aplicable a I+D+i, y se establece a todo el grupo de sociedades, en el supuesto de entidades que formen parte del mismo según los criterios establecidos en el artículo 42 del Código de Comercio.

Para poder aplicar este nuevo dispositivo es necesario cumplir lo siguiente:

  • Pasar un año al menos desde la finalización del periodo impositivo en el que se ha generado la deducción.
  • Que se destine un importe equivalente a la deducción a gastos de I+D o a inversiones en elementos del inmovilizado material o activo intangible (para I+D) durante 2 años.
  • Que la plantilla media o, alternativamente, la plantilla media adscrita aactividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica no se veareducida desde el final del período impositivo en que se generó la deducción hasta la finalización del plazo de reinversión.
  • Haber recibido el IMV del proyecto.

De todos modos, a esta proyecto todavía le queda mucho camino por recorrer hasta su aprobación definitiva, por lo que es posible que surjan modificaciones (tanto de fondo como de forma) con respecto al texto presentado a día de hoy.

1 comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad

Anteproyecto de la Ley de Emprendedores

Anteproyecto LeyEl pasado viernes 24 de mayo el Consejo de Ministros anunció el anteproyecto de la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización. A lo largo de estos días se ha publicado más información acerca de los diversos puntos que componen este anteproyecto, se han adelantado algunas novedades y concretando detalles que puede contener la reglamentación que desarrollará esta ley. Desde el punto de vista de la financiación de la innovación, y atendiendo a su financiación indirecta como es lógico, el anteproyecto recoge fundamentalmente dos avances con respecto a la legislación actual, relacionado con las deducciones fiscales y la aplicación del patent-box.

Incentivos fiscales a la calidad del crecimiento a través de la innovación empresarial:

Se permite que las deducciones por I+D+i que puedan aplicarse en un ejercicio puedan recuperarse mediante un sistema único en España de devoluciones. Esta deducción no queda sometida a ningún límite en la cuota íntegra del Impuesto sobre Sociedades y, en su caso, se procederá al abono de la deducción por I+D, con un límite máximo conjunto de tres millones de euros anuales, si bien con una tasa de descuento respecto al importe inicialmente previsto de la deducción, siempre que se mantengan las actividades de I+D y el empleo“.

En principio, este cambio entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2013. Tal y como se apunta, lo principal es la eliminación de los actuales límites en la cuota que impedían la aplicación íntegra de la deducción generada. Aunque, eso sí, hay letra pequeña:

  • En primer lugar, porque para recurrir a esta medida debe transcurrir al menos un año desde la finalización del periodo impositivo en el que se generó la deducción, sin que ésta pudiera ser objeto de aplicación. Así, aunque realmente la medida podrá entrar en vigor en el año 2013, habrá que esperar hasta el año 2015 para beneficiarse de esta medida.
  • En segundo lugar, porque se aplicará una tasa de descuento -se está hablando del entorno del 20%- sobre la deducción inicialmente generada, además de justificar la correspondiente reinversión en actividades de I+D durante los 2 años siguientes a la aplicación.
  • En tercer lugar, la plantilla media en I+D no se puede ver reducida durante el plazo marcado en el punto anterior.
  • En cuarto lugar, porque se haya obtenido un informe motivado vinculante (IMV) del proyecto con la calificación de I+D o un acuerdo previo de valoración de los gastos e inversiones del proyecto.
  • Por último, se establece como límite máximo conjunto los 3M€ anuales.

Incentivos fiscales para la cesión de activos intangibles (“Patent Box”)

Se modifica el régimen fiscal aplicable a las rentas procedentes de determinados activos intangibles. En este sentido, se pretende que el incentivo recaiga sobre la renta neta derivada del activo cedido y no sobre los ingresos procedentes del mismo. Se amplía, por otra parte, la aplicación del régimen fiscal, para los activos adquiridos, bajo ciertas limitaciones, y para los supuestos de transmisión de los activos intangibles“.

Los principales cambios introducidos por este anteproyecto de Ley respecto a este dispositivo se encuentran en varios frentes. Por un lado se produce la apertura a la consideración de activo intangible a aquéllos que sean comprados por la empresa a terceros. De este modo, una empresa que desee aplicar la deducción en base a través del “patent-box”, podrá tener en cuenta tanto las cesiones de los activos creados por ellos mismos como de los activos que hayan podido adquirir.

El límite de aplicación general pasa del 50% al 60%, teniendo que mantenerse en el activo durante al menos 2 años, y que no generen otros gastos fiscalmente deducibles. También se elimina el actual límite máximo establecido en la superación de 6 veces el valor del activo. La excepción al límite general, y al hilo de la novedad comentada en el parráfo anterior, en caso de que el activo no sea desarrollado por la empresa la reducción en la integración en la base imponible será del 40%. Según el proyecto de ley presentado el 1 de julio, desaparece este punto que se mencionaba en el anteproyecto de 24 de mayo, y se incluye que la entidad que cede el activo debe haber participado en su creación en al menos un 25% de su coste.

La otra novedad, tal y como se apunta en el comunicado, el incentivo fiscal va a recaer sobre la renta neta derivada del activo cedido y no sobre los ingresos procedentes del mismo, aunque en caso de empresas con una actividad significativa en esta materia este cambio no va a representar un impacto apreciable. Así pues, la renta se calcula restando a los ingresos las amortizaciones, deterioros y otros gastos asociados al activo cedido durante el ejercicio en curso. En caso de no estar activo, se asimilarán estas rentas al 80% de los ingresos por esta cesión.

También se explicita la posibilidad de la cesión intragrupo, que no aparecía en el anteproyecto.

Finalmente, se establece la posibilidad de solicitar a la Administración Tributaria un acuerdo previo de valoración en relación con los ingresos derivados de esta cesión y de sus gastos asociados, así como de las rentas generadas en esta transmisión. Esto significa que se podrá recibir un IMV por parte de la Dirección General de Tributos a partir de la obtención de este acuerdo.

1 comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad, Innovación