Archivo de la etiqueta: Artículo 23

Modificaciones en el Patent-Box introducidas en la LPGE2016

En la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, publicada este viernes 30 de octubre, se introduce una modificación en la forma de cálculo del incentivo fiscal conocido como patent-box (la reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles), con el objeto de adaptarla a los acuerdos adoptados en el seno de la Unión Europea y de la OCDE.


Artículo 62. Reducción de las rentas procedentes de determinados activos intangibles

De esta forma, y con efectos a partir de 1 de julio de 2016 y vigencia indefinida, se modifican los apartados 1, 2 y 3 del artículo 23 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, que quedan redactados de la siguiente forma, pasando los actuales 3, 4, 5 y 6 a numerarse como 4, 5, 6 y 7:

«1. Las rentas procedentes de la cesión del derecho de uso o de explotación de patentes, dibujos o modelos, planos, fórmulas o procedimientos secretos, de derechos sobre informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas, tendrán derecho a una reducción en la base imponible en el porcentaje que resulte de multiplicar por un 60 por ciento el resultado del siguiente coeficiente:

a) En el numerador, los gastos incurridos por la entidad cedente directamente relacionados con la creación del activo, incluidos los derivados de la subcontratación con terceros no vinculados con aquella. Estos gastos se incrementarán en un 30 por ciento, sin que, en ningún caso, el numerador pueda superar el importe del denominador.

b) En el denominador, los gastos incurridos por la entidad cedente directamente relacionados con la creación del activo, incluidos los derivados de la subcontratación y, en su caso, de la adquisición del activo. En ningún caso se incluirán en el coeficiente anterior gastos financieros, amortizaciones de inmuebles u otros gastos no relacionados directamente con la creación del activo. La reducción prevista en este apartado también resultará de aplicación en el caso de transmisión de los activos intangibles referidos en el mismo, cuando dicha transmisión se realice entre entidades que no tengan la condición de vinculadas.

2. Para la aplicación de la reducción prevista en el apartado anterior deberán cumplirse los siguientes requisitos:

a) Que el cesionario utilice los derechos de uso o de explotación en el desarrollo de una actividad económica y que los resultados de esa utilización no se materialicen en la entrega de bienes o prestación de servicios por el cesionario que generen gastos fiscalmente deducibles en la entidad cedente, siempre que, en este último caso, dicha entidad esté vinculada con el cesionario.

b) Que el cesionario no resida en un país o territorio de nula tributación o calificado como paraíso fiscal, salvo que esté situado en un Estado miembro de la Unión Europea y el contribuyente acredite que la operativa responde a motivos económicos válidos y que realice actividades económicas.

c) Cuando un mismo contrato de cesión incluya prestaciones accesorias de servicios deberá diferenciarse en dicho contrato la contraprestación correspondiente a los mismos.

d) Que la entidad disponga de los registros contables necesarios para poder determinar los ingresos y gastos directos correspondientes a los activos objeto de cesión. 3. En el caso de cesión de activos intangibles, a los efectos de lo dispuesto en este artículo, con independencia de que el activo esté o no reconocido en el balance de la entidad, se entenderá por rentas la diferencia positiva entre los ingresos del ejercicio procedentes de la cesión del derecho de uso o de explotación de los activos y las cantidades que sean deducidas en el mismo por aplicación del artículo 12.2 de esta Ley, y por aquellos gastos del ejercicio directamente relacionados con el activo cedido.»


Artículo 64. Régimen transitorio de la reducción de ingresos procedentes de determinados activos intangibles.

Con efectos a partir de 1 de julio de 2016 y vigencia indefinida se modifica la Disposición transitoria vigésima de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, que queda redactada de la siguiente forma:

«Disposición transitoria vigésima. Régimen transitorio de la reducción de ingresos procedentes de determinados activos intangibles.

1. Las cesiones del derecho de uso o de explotación de activos intangibles que se hayan realizado con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, podrán optar por aplicar en todos los períodos impositivos que resten hasta la finalización de los contratos correspondientes, el régimen establecido en el artículo 23 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, según redacción dada al mismo por la Disposición adicional octava.1.ocho de la Ley 16/2007, de 4 de julio, de reforma y adaptación de la legislación mercantil en materia contable para su armonización internacional con base en la normativa de la Unión Europea.

2. Las cesiones del derecho de uso o de explotación que se hayan realizado o se realicen desde la entrada en vigor de la Ley 14/2013 hasta 30 de junio de 2016, podrán optar por aplicar en todos los períodos impositivos que resten hasta la finalización de los contratos correspondientes, el régimen establecido en el artículo 23 de la presente Ley, según redacción vigente a 1 de enero de 2015.

3. Las opciones a que se refieren los dos apartados anteriores se ejercitarán a través de la declaración del período impositivo 2016.

4. Las transmisiones de activos intangibles que se realicen desde 1 de julio de 2016 hasta 30 de junio de 2021 podrán optar por aplicar el régimen establecido en el artículo 23 de la presente Ley, según redacción vigente a 1 de enero de 2015. Esta opción se ejercitará en la declaración correspondiente al período impositivo en que se realizó la transmisión. 5. Lo dispuesto en los apartados 1 y 2 anteriores resultará de aplicación hasta 30 de junio de 2021. A partir de entonces, las cesiones que se hayan realizado de acuerdo con lo señalado en dichos apartados deberán aplicar el régimen establecido en el artículo 23 de esta Ley, según redacción dada al mismo por la Ley 48/2015, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016.»

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad

El Patent-Box en las empresas constructoras internacionalizadas

Foto de la setmana 25/01/2013 (4) - Construcció del túnel de la L9 del metro.JPG

Desde principios de la década de los 90, y sobre todo a partir del comienzo del nuevo milenio, hemos asistido a una progresiva diversificación de las líneas de negocio de las empresas constructoras (desarrollando sobre todo líneas basadas en las energías renovables, agua, y concesiones), así como también una salida al exterior en búsqueda de nuevos mercados anticipándose a un -entonces- presumible cambio de tendencia y por una cuestión de minoración de riesgos y aprovechamiento de nuevas oportunidades, tal y como muestra la siguiente gráfica:

evolucion

Estas circunstancias son las que nos llevan a la situación actual, en la que las empresas españolas tienen presencia activa a lo largo de todo el planeta, teniendo sociedades en los países donde están desarrollando su actividad, y representando su mercado exterior ya más del 60% de su facturación en este área, tal y como se refleja a continuación:
distrib

Las empresas españolas han sabido aprovechar esta circunstancia y se encuentran bien posicionadas en el mercado internacional, como demuestra el hecho de que en la lista publicada por ENR-Construction de las 225 principales empresas constructoras en 2012, ya hay 9 españolas (siendo ACS la número 2). Esto es posible gracias a una fuerte vocación internacional, apostando por extender su know-how de forma global, lo que implica tener una gran capacidad y agilidad en el establecimiento de sus centros, rápida inmersión -a todos los niveles- en los países de destino y, por supuesto, una eficiente transmisión del conocimiento a través de sistemas de comunicación multicanal,  para poder llevar a cabo la actividad de las empresas. En la siguiente tabla se muestra la contratación y facturación en los dos últimos años:

areas

Este movimiento irreversible seguirá potenciándose en los próximos años debido a la debilidad de la demanda interna. Según ha publicado el Banco de España en marzo de 2013, la inversión interna en construcción caerá un 10,1% en 2013 y en 2104 un 2,5%. Estos datos son corroborados por el informe publicado por SEOPAN en mayo, constatando que el consumo privado ha descendido en 2012 un 3,1%, el público en un 3,7% y la inversión en un 7,6% (debido fundamentalmente a los retrocesos en bienes de equipo, inversión residencial y en otros edificios y construcciones).

Esta actividad puede acarrear diversas limitaciones en la aplicación de los incentivos fiscales existentes en la actualidad, en función de la estrategia y estructura de la empresa en este contexto. En el ámbito de la I+D+i está cuestión adquiere una importancia capital, habida cuenta de la actual permeabilidad en las fronteras del conocimiento de la empresa, en la línea del paradigma de la innovación abierta desarrollada definido por Henry W. Chesbrough, y del fenómeno de la globalización de la innovación desarrollada por Archibugi et al., que la establecen en tres niveles: la explotación internacional de la tecnología (que incluye la concesión de licencias y patentes o la cesión de activos), la colaboración internacional en ciencia y tecnología (relacionado directamente con la I+D+i de carácter planificado), y la generación global de innovaciones (fundamentalmente la adquisición de conocimiento).

Así pues, por un lado estas empresas se pueden ver encorsetadas por la imposibilidad de recurrir a los dispositivos fiscales relacionados con la I+D+i al tener su actividad en el exterior (aún cuando gran parte del conocimiento que se genera se produce en los centros ubicados en España), mientras por otro ven cómo las obras que están llevando a cabo en otros países llevan asociados la generación de numerosos proyectos de I+D+i (tanto planificados como no planificados, siendo éstos superiores en número y volumen a los primeros), por su singularidad, entidad y condiciones de contorno.

Un mecanismo al que pueden recurrir es la reducción de la base imponible por cesión de activos intangibles (denominado “Patent-Box”), desarrollado por la TRLIS en su artículo 23. Este dispositivo permite un reducción en la base imponible de un 50% del importe de cesión (hasta el ejercicio fiscal en el que se supere 6 veces el valor del activo) permitiéndose la cesión intragrupo, lo que resulta muy atractivo en este caso en el que empresas de un mismo grupo se encuentran ubicadas en distintos países.

Según la Ley de Emprendedores presentada el pasado 24 de mayo pretendía impulsar de forma notable su aplicación, pudiendo incluso aplicar el “Patent-box” por activos adquiridos a terceros, pasando la reducción del 50% al 60% o la eliminación del límite actual. Aunque recientemente se haya paralizado su tramitación, es un hecho que se trata de un dispositivo en evolución y desarrollo, tanto en nuestro país como en los de nuestro entorno que lo están incorporando como Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Reino Unido, Francia o Hungría. En nuestro país, y según los últimos datos publicados por la AEAT correspondientes al año 2010, el sector de la construcción y servicios inmobiliarios se han aplicado este dispositivo obteniendo una reducción cercana a los 5 millones de euros.

De cara a su aplicación es necesario realizar un adecuado estudio del tipo de activo a ceder, del valor del mismo de acuerdo a lo establecido en el artículo 16 del TRLIS, del marco contractual de esta cesión, así como también analizar la rentabilidad de la puesta en marcha de todo el proceso, ya que se deben comprobar los apartados del tipo impositivo del país de la filial, la retención que se les practica a los royalties (la denominada withholding tax) y la posibilidad de aplicar la deducción por doble imposición internacional en la matriz española.

Por último, y dada la creciente actividad de las sociedades establecidas en los países en los que están desarrollando la actividad, esta transferencia de conocimiento y cesión de activos intangibles se está volviendo multidireccional tanto en el seno del grupo como a terceros, con lo que conviene conocer también la posible existencia de este dispositivo en estos países. A continuación se muestra una tabla resumen comparativa, en la que se puede observar además que España presenta uno de los sistemas más atractivos:

areas

Se puede concluir, por tanto, que el “Patent-box” es un dispositivo muy atractivo y con amplio recorrido para las empresas constructoras, dada su situación actual y las perspectivas a corto y medio plazo, pudiendo con ello mejorar la rentabilidad de sus operaciones en el ámbito de la I+D+i –planificada y no planificada-, así como servir de estímulo para el desarrollo de nuevas interconexiones, sinergias y spill-overs entre los diversos agentes implicados.

___________________________

Foto: Medi Ambient Generalitat, distribuida bajo licencia CreativeCommons.

Deja un comentario

Archivado bajo Construcción, Deducciones, Fiscalidad

Resumen de la norma UNE166008:2012 Gestión de la I+D+i: Transferencia de tecnología

Recientemente se ha publicado la norma que previsiblemente es la antesala de poder generar una sistemática de certificación de cesión de activos intangibles (a través del Artículo 23 “Reducción de ingresos procedentes de determinados activos intangibles” de la TRLIS, el denominado “patent-box”) que sea aceptado por el Mineco y presente seguridad jurídica para las empresas solicitantes. A continuación expondré un breve resumen de los puntos más importantes que contiene esta norma.

Identificación

En primer lugar se debe cumplir con la definición de activo intangible, así como cumplir con los criterios de registro o reconocimiento contable. Además, debe ser perfectamente aislado del resto de la organización para poder ser cedido, que surjan de derechos legales o contractuales, y contar con los registros contables correspondientes para poder identificar los ingresos y los gastos asociados al activo.

Valoración

Uno de los puntos más importantes de la norma es la relativa a la valoración de los activo. En concreto, enfatiza la importancia de la identificación de los objetivos concretos de la valoración, así como de los factores principales y criterios de ponderación que tienen influencia en los métodos de valoración, así como la selección de los propios sistemas para determinar el valor.

En cuanto a la ponderación en la importancia de los factores, se desgranan diferentes tipos de factores con influencia, ya que su grado de incidencia en la valoración es diferente y particular al activo en cuestión.

La norma describe también los sistemas o métodos básicos de valoración de los costes: el basado en costes, basado en el mercado o en experiencias similares, en el estudio de ingresos/beneficios y en opciones, que van de menor a mayor fiabilidad, en coherencia con la complejidad de cálculo.

Formalización

Por último, y este es un punto nuclear en la posibilidad de aplicarse las deducciones por cesión de activos intangibles según el artículo 23 de la TRLIS, aunque en la norma no se menciona tanto la separación entre cesión de la licencia y asistencia técnica (de forma expresa) como los diferentes tipos de formalización existente. En este caso se habla de la realización a través de contrato, de conocimientos de dominio público, o de los conocimientos asociados a los bienes de equipo.

Explotación

Realiza un pequeño repaso a los diferentes tipos de explotación de los activos intangibles existentes, desde la cesión, la concesión y licencias, a la titularización de los activos.

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Innovación