Cash-back. Aplicación de deducciones por I+D+i con insuficiencia de cuota

Con la aprobación definitiva de la Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización, publicada el pasado 28 de septiembre en BOE, se introdujeron -como ya mencionamos en su momento- algunas modificaciones en la Ley del Impuesto de Sociedades (aprobada por el RDL 4/2004). Tras algunos meses de análisis y consultas el panorama se va aclarando y se van obteniendo algunas respuestas a algunas cuestiones de carácter interpretativo.

La principal novedad es la posibilidad de eliminar la restricción derivada del límite de la cuota íntegra, en la aplicación de las deducciones fiscales por la realización de actividades de I+D+i, de manera que a partir de ahora se podrá solicitar incluso el abono de las cantidades que no puedan ser aplicadas por insuficiencia de cuota (el denominado cash back).

1.- MECANISMO

A partir de los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2013, las deducciones por actividades de I+D+i generadas a partir de entonces y que no sean aplicadas, pueden opcionalmente solicitar el abono del 80% de las mismas, quedando por tanto excluidas del límite de cuota (25% con carácter general a día de hoy).

2.- PERÍMETRO DE APLICACIÓN

  1. Se establece un límite de deducción aplicada o abonada de IT de 1M€ anuales, siendo este límite de aplicación igualmente para grupos de empresas que consoliden cuentas.
  2. El límite de deducción aplicada o abonada en el caso de I+D+i total son 3M€ anuales. Al igual que lo anterior, es de aplicación al Grupo en el caso de que consolide cuentas.
  3. Se formula de forma expresa que una misma inversión no podrá dar lugar a más de una deducción en la misma entidad, ni podrá dar lugar a la aplicación de una deducción en más de una entidad.

3.- CONDICIONES PARA LOS BENEFICIARIOS

Para poder aplicar este dispositivo se deben adquirir los siguientes compromisos:

  • Haber obtenido el informe motivado vinculante (IMV) del proyecto (la solicitud de este informe no es suficiente) o, en su defecto, un acuerdo previo de valoración. El IMV obtenido debe referirse a la actividad realmente realizada (con lo que se deduce que los IMV ex-ante no son válidos, salvo los emitidos por CDTI y similar que sí lo son).
  • Transcurrir un mínimo de un año desde que finaliza el periodo impositivo en el que se genera la deducción. Sin embargo, se declararán los gastos y deducciones correspondiente en la declaración del IS correspondiente al ejercicio fiscal en el que éstas se generasen.
  • Que se reinvierta el mismo importe de la deducción aplicada o abonada a gastos de I+D+i, o a inversiones en elementos de inmovilizado material o activo intangible -incluso puede estar contabilizado como inmovilizado en curso, siempre que se cumplan los requisitos establecidos en el art. 35 de la TRLIS– afecto a estas actividades, en los 24 meses siguientes al periodo en cuya declaración se realice la aplicación o abono de las deducciones. En la reinversión en proyectos de I+D+i no será necesaria la obtención de IMV, aunque se recuerda que el desarrollo de un “producto nuevo” no es en sí mismo una actividad de I+D.
  • Que la plantilla media o, alternativamente, la plantilla media adscrita a actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica no se vea reducida desde el final del período impositivo en que se generó la deducción hasta la finalización del plazo de reinversión.

Así pues, el cash-back lo podemos resumir de forma gráfica de la siguiente manera:

cash_back

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s