Novedades en el IS con la Ley 16/2013

A continuación se resumen las principales novedades en el IS incorporadas con la aprobación de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.

Estas novedades se agrupan en torno a dos ámbitos fundamentales, por un lado una batería de medidas de carácter indefinido, y por otro un régimen transitorio para los ejercicios fiscales iniciados en 2014 y 2015, fundamentalmente. En ningún caso hay modificaciones en lo relacionado a los incentivos fiscales a la I+D+i, tan ampliamente comentados en este blog.

Dentro de las medidas de carácter indefinido, se encuentran sobre todo las correspondientes a la no deducibilidad del deterioro de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, así como de las rentas negativas generadas durante el plazo de mantenimiento de establecimientos permanentes ubicados en el extranjero. Ambas medidas tratan de evitar la doble deducibilidad de las pérdidas, en un primer momento, en sede de la entidad o del establecimiento permanente que los genera, y, en un segundo, en sede del inversor o casa central.

En el campo de las UTE -que quizás por nuestra orientación civil nos parece más interesante- también se incorporan novedades, como la supresión de la deducibilidad de rentas negativas de éstas que operan en el extranjero. También se aprueba que la opción por acogerse a la exención se determinará hasta la extinción de la UTE. El importe de las rentas negativas derivadas de la transmisión de la participación en la unión temporal o de su extinción se minorará en el importe de las rentas positivas netas obtenidas con anterioridad, procedentes de la misma.

En cuanto a las medidas con carácter temporal, para los ejercicios iniciados en 2014 y 2015, se prorroga –con carácter general- la modalidad de pago fraccionado mínimo establecido como un 12% de la cuenta de pérdidas y ganancias, así como la aplicación de los tipos incrementados de los pagos fraccionados, junto con las limitaciones existentes para las compensaciones y aplicaciones de las bases imponibles negativas y deducciones, junto con la reducción al 1% y 2% de la amortización de los fondos de comercio e inmovilizados de vida útil indefinida y limitaciones a la aplicación de cantidades pendientes de libertad de amortización.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s