Archivo mensual: noviembre 2013

Barreras para acceder a la financión de la I+D+i

Recientemente, la CEOE publicó un informe acerca de las barreras en el acceso del tejido empresarial a los programas de ayudas públicas en el marco de la industria y la I+D+i, en el que alertan de la existencia de determinadas barreras de entrada a los programas de ayudas tanto en esta materia como en competitividad, ya que además las empresas se encuentran inmersas en un entorno tan delicado y complejo como el actual, fruto de la crisis económica iniciada en 2008.

En dicho documento, se realiza una radiografía de cada uno de los programas existentes y se explican las dificultades a de acceso para las empresas, y aunque en dicho informe no se menciona de forma explicita, es obvio que éstas son más graves -de forma general- en el caso de las pymes (hay que recordar que las 3.191.416 pymes existentes en la actualidad, representan un 99,88% de todo el tejido empresarial español, según la Dirección General de Industria y de la PyME). A continuación se resumen las barreras identificadas:

1. Condiciones de financiación.

  • Requerimiento de avales. En determinadas convocatorias se establece la obligatoriedad de presentación de avales en el momento de la solicitud de la ayuda, teniendo la empresa que abonar la empresa el coste retenido en la Caja General de Depósitos hasta recibir la resolución, independientemente de si es favorable o no. Este hecho representa un coste añadido para las empresas evidente y no desdeñable. Por otro lado, si finalmente se producen recortes en el presupuesto financiable el aval no es modificado, por lo que se generan costes añadidos innecesarios que van en perjuicio de las empresas solicitantes.
  • Tipos de interés en los préstamos. Actualmente -y de forma general-, los programas de ayudas suelen ser préstamos con un tipo de interés cada vez más próximo a las condiciones de mercado, lo que hace que a las empresas cada vez les resulte menos atractivo este tipo de programas, ya que incluso algunas de ellas -sobre todo las grandes empresas- pueden acceder a mejores condiciones de financiación en el propio mercado bancario.
  • Plazos de carencia y amortización de los préstamos. En algunos programas se están produciendo una progresiva reducción en estos plazos, lo que va en contra de la accesibilidad de estos programas por parte de las empresas, sobre todo en el caso de pymes.
  • Anticipo del importe concedido. Dados los condicionantes anteriores, cobra mayor importancia si cabe la posibilidad de aumentar el importe de los anticipos concedidos, dado que en la actualidad es claramente insuficiente. Estos anticipos son objetivamente procedentes, coherentes y alineados con el “efecto incentivador de las ayudas” exigido por la Administración, por lo que se trata de una demanda más que razonable por las empresas, al disminuir el riesgo financiero de la puesta en marcha de los proyectos de I+D.

 2. Proceso de tramitación.

Existe una fuerte -y excesiva, me atrevería a decir- carga burocrática en los procesos de solicitud de ayudas que complica su presentación, sobre todo en el caso de pymes que no tienen experiencia en este tipo de programas, además de existir diferentes plataformas y canales de tramitación independientes e inconexos entre sí que complican su correcta gestión.

La CEOE solicita también la reintroducción y aceptación de la figura de “entidad colaboradora”, que actúa de gestor y catalizador de los trámites administrativos, lo que redundaría en beneficio tanto de las empresas (tanto en el consumo de sus recursos como en la propia posibilidad real de acceso a estos programas con las mínimas garantías) como de la propia administración (ya que se minimizarían los errores formales y, por tanto, sus correspondientes requerimientos y subsanaciones).

Por otro lado, se solicita que las empresas que hayan tenido experiencia en convocatorias anteriores de un programa cuenten con algún tipo de ventaja con respecto al resto de convocatorias, con el objetivo de desarrollar proyectos más ambiciosos y con continuidad en el tiempo. Este punto puede ser cuestionado de forma general, ya que existen programas que permiten el desarrollo de proyectos a 3 o 4 años y la posibilidad de formular nuevas solicitudes apalancadas en los proyectos previamente financiados, lo que puede limitar la validez de este argumento formulado por la CEOE en su informe.

3. Incertidumbre en el calendario.

No se dispone con antelación de un calendario de convocatorias, sino que van sucediéndose por impulsos y con un carácter aparentemente caótico. Esto complica la labor de planificación y preparación previa de las ideas y proyectos –sobre todo en el caso de proyectos cooperativos-, además de un consumo de recursos en la puesta en marcha de procesos de vigilancia. Como es evidente, esto no contribuye precisamente a estimular la inmersión en el famoso open innovation ni a la creación de redes estables de colaboración al verse inmersos en un panorama de incertidumbre elevado.

En este sentido, la CEOE da énfasis a la necesidad de prever la apertura de las convocatorias y que éstas sean preferenemente a principios de año, para de este modo poder aplicar gastos a todo el ejercicio y maximizar la eficiencia del proceso.

4. Rigidez en la ejecución.

En algunas convocatorias se obliga –o por el contrario no se permite- la participación como beneficiarios a las llamadas OPIs (organismos públicos de investigación), restando flexibilidad a la creación de proyectos y desvirtuando su naturaleza debido a estas condiciones formales que limitan la flexibilidad y apartan ligeramente el foco del proyecto en sí mismo para ponerlo en los actores intervinientes.

Por otro lado, se da un toque de atención en que algunas convocatorias deben flexibilizar los trámites de solicitud de cambios de partidas durante la ejecución del proyecto, y se solicita que en la justificación de las actividades se lleve a cabo un verdadero análisis de fondo, y no quedarse tanto en aspectos formales. En este punto se podría tomar como ejemplo los procesos ligados al Programa Marco de la Comisión Europea (ahora ya Horizonte2020) o Life+.

Además, en muchos casos la interlocución con los gestores de las ayudas no es sencillo dada su falta de accesibilidad, y en caso de lograr acceder y establecer contacto no siempre se tiene una respuesta clara y definitiva. Establecer canales estables de comunicación, facilitando el contacto con los gestores y mejorar sus capacidades redundará en beneficio de todos.

5. Responsabilidad solidaria en consorcios.

Se considera un problema importante, aunque aparentemente se está, toda vez que cada vez es más habitual la firma individualizada del organismo concedente con cada empresa participante -así como una justificación individualizada de los gastos incurridos y de las actividades técnicas desarrolladas-, por lo que esta responsabilidad solidaria irá en perjuicio del resto de beneficiarios, sobre todo teniendo en cuenta que por los plazos de amortización existentes y por los plazos de prescripción de las responsabilidades, esta asunción de riesgo para las empresas es un factor limitan evidente a la hora de embarcarse en estos proyectos.

6. Elevados presupuestos mínimos financiables.

Muchas convocatorias establecen como requisito de participación, que la empresa cuente con un presupuesto mínimo que en la actualidad están fuera de su alcance. Esto supone una barrera casi insalvable para gran parte del tejido empresarial español, sobre todo en el caso de las pymes, sin que haya alternativas  consistentes a día de hoy en muchos casos quedando por tanto excluidas numerosas ideas y proyectos que no se podrán llevar a cabo por falta de financiación.

¿Qué otras barreras identificarías en el acceso a la financiación en programas públicos de I+D?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ayudas, Financiación

Incentivos fiscales en el ámbito de la I+D+i para las empresas del sector ferroviario

España ocupa el quinto lugar en el ranking mundial en calidad de sus infraestructuras para el transporte por tren, según el “Informe Global de la Competitividad 2013-2014” publicado por el Foro Económico Mundial, y sus empresas se encuentran en posición privilegiada para afrontar con garantías su internacionalización.

PK 335, Linha do Norte, 1994.10.06 El sector ferroviario español está atravesando en los últimos años por una etapa de cambio en su propia concepción a raíz de la crisis económica iniciada en 2008, lo que ha supuesto por un lado una importante contracción del mercado doméstico derivado la fuerte caída de las inversiones, y por otro lado una presencia de las empresas en el mercado internacional. En los últimos años, los ratios de crecimiento de las exportaciones en el sector han estado por encima del 20% anual, lo que evidencia este cambio de tendencia apalancado por su know-how y experiencia.

Esta traslación de su mercado ha supuesto, en términos generales, que el sector ferroviario mantuviese a pesar de todo cierta estabilidad y previsión de crecimiento a largo plazo, sobre todo en comparación con otros sectores industriales, lo que demuestra el hecho de que en los últimos siete años la aportación del sector al PIB global de la economía mundial haya pasado, según datos de la European Rail Industry (UNIFE), del 0,31% al 0,38% (con tasas de crecimiento en torno al 2,6% anual), debido sobre todo por el desarrollo en infraestructuras en Latinoamérica, Oriente Medio y África, compensando la reducción de la inversión en Europa y Asia Pacífico.

Sin embargo, estas buenas perspectivas no pueden enmascarar las dificultades que este reposicionamiento va a suponer a las empresas del sector, sobre todo en las pymes (que suponen un 75% de las empresas asociadas a MAFEX) que cuentan con dificultades para afrontar esta “inevitable” internacionalización y posicionamiento global. Por ello, y de forma complementaria a las ayudas privadas, sectoriales y públicas existentes para fomentar su presencia en el exterior, los incentivos fiscales pueden contribuir a relajar el estrés financiero de las empresas, aunque sin ser el escenario ideal, debe ser objeto de estudio y análisis.

Ley de Emprendedores

Las empresas del sector son especialmente activas en I+D+i en todas sus concepciones, y el know-how adquirido en los últimos años debido a la fuerte inversión interna y el creciente protagonismo de este sector a nivel global, constituyen uno de los sectores mejor orientados al mercado exterior. El desarrollo de la alta velocidad en Estados Unidos, el proyecto Medina – La Meca, o el desarrollo ferroviario en Chile, Brasil o Turquía, han sido los catalizadores de nuevas soluciones cimentadas en la I+D+i, en mayor o menor medida.

Cabe recordar que las actividades de I+D+i mencionadas no solamente abarcan las denominadas planificadas, que son aquéllas que surgen de desarrollar cualquiera de las dos dinámicas básicas de innovación como son la “market-pull” –como respuesta a una demanda del mercado- o la “technology-push” –que persigue buscar nuevos nichos de mercado a partir de nuevas tecnologías desarrolladas-, sino que también el desarrollo no planificado de productos, procesos o servicios como respuesta efectiva para la resolución de problemáticas o retos detectados pueden tener la consideración de I+D+i, con arreglo a lo establecido en el art. 35 de la TRLIS.

La nueva Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización, publicada el pasado 28 de septiembre, presenta diversas novedades en torno a los dispositivos fiscales que mejoran y facilitan su aplicación. Entre ellas, y que resultan de especial interés para el sector ferroviario, se encuentran las que afectan tanto la realización de actividades de I+D+i, como aquéllas que implican la cesión o transmisión de activos intangibles.

Actividades de I+D+i

Con respecto del articulado anterior, se elimina el límite en la cuota, pudiéndose incluso solicitar del abono de los créditos fiscales por I+D+i generados. Para ello, se deberá renunciar al 20% del crédito fiscal. No se altera con la nueva ley el alcance de las actividades elegibles, pero sí existen requisitos adicionales para la obtención de los abonos, que se exponen a continuación.

En primer lugar, se impone un periodo de carencia de un año entre la declaración de las actividades y la aplicación y abono de las deducciones. En segundo lugar, se exige el mantenimiento del empleo, bien en la empresa, bien en actividades de I+D+i. En tercer lugar la reinversión de las cantidades abonadas en I+D+i en los siguientes 24 meses siguientes a la finalización del período impositivo en cuya declaración se realice la correspondiente aplicación o abono. Y por último la obtención de Informe Motivado para los proyectos.

No obstante, para el sector ferroviario el cumplimiento de estos requisitos puede resultar factible gracias a algunas características coyunturales y, sobre todo, estructurales. Entre las primeras se puede destacar como la crisis ha podido obligar a ajustar plantillas y reducir costes, hecho que facilita el cumplimiento de compromisos globales de empleo de ahora en adelante. Por otro lado, a nivel estructural, las empresas del sector tienen departamentos específicos de I+D, en los que las empresas ya invierten anualmente, por lo que es viable asumir nuevos compromisos de inversión para aprovechar las ventajas fiscales. Paralelamente, la aumento del mercado exterior ha potenciado la palanca de la I+D+i –de forma más o menos explícita- como mecanismo diferenciador de las empresas, junto con un medio para el mantenimiento global de la estructura. Así, de forma general, los cambios en la ley permiten al sector ferroviario aprovechar características que le son inherentes para conseguir mayor financiación aún en casos en los que la empresa no disponga de cuota.

Cesión (o transferencia) de activos intangibles

Respecto de los activos intangibles, la variación es algo más de fondo, pues se articula más claramente el mecanismo para maximizar el aprovechamiento de este incentivo. De nuevo, las características propias a las empresas del sector ferroviario, hacen especialmente interesantes estos cambios, pues muchas de estas empresas generan nuevo conocimiento (apoyado en patentes, licencias, etc.) que ceden o transfieren fundamentalmente en mercados extranjeros. De alguna manera, el marco legal que se ha dispuesto se acomoda especialmente bien a la realidad del sector, siendo necesarias pocas consideraciones adicionales al criterio expuesto por la nueva ley.

De manera resumida, se puede destacar del texto que propone la nueva ley el cambio en el mecanismo de cómputo, siendo ahora el importe a integrar en la base imponible el 40% de la renta neta para estas cesiones. Este cambio resulta muy ventajoso puesto que incluye los costes de los activos intangibles, por lo que se reduce la presión fiscal sobre ellos.

Sin embargo, la principal novedad, que elimina la mayor barrera que las empresas encontraban para la aplicación de este incentivo, es la introducción de la consulta previa a Hacienda. Con este mecanismo se puede validar con la Administración la aplicación del incentivo, confirmando la seguridad jurídica del instrumento.

Así, queda además de relieve que las actividades de grupos empresariales, con diferentes empresas dedicadas a distintos ámbitos y entornos geográficos, pueden quedar al abrigo de la ley, permitiendo aprovechar los incentivos fiscales, ya que como se ha comentado es una circunstancia cada vez más extendida en las empresas del sector.

Es fundamental, para poder maximizar la aplicación de estos incentivos, garantizar una adecuada coordinación entre las áreas fiscales y técnicas de la organización, de forma que se puedan alinear intereses y establecer un proceso eficiente de afloramiento y gestión de este proceso. De esta manera, además, la aplicación de estos incentivos puede ser una variable a considerar durante la evaluación económica de los proyectos, como parte correspondiente al retorno de la inversión.

________________________________

Post coescrito con Luis Nadal.

Imagen de Nuno Morao, distribuida bajo licencia CreativeCommons.

Deja un comentario

Archivado bajo Financiación, Fiscalidad

Arranca Horizonte2020

Por fin se van despejando dudas y Horizonte2020 está empezando a correr. El programa que sustituye al VII Programa Marco será la referencia principal de las ayudas europeas en el ámbito de la I+D cooperativa.

En las últimas semanas se han ido publicando sucesivas pistas, líneas de trabajo, principios fundamentales, calendario y presupuestos, páginas de seguimiento, e incluso drafts que van poniendo forma a tantos meses de comentarios, rumores y borradores… y después de correcciones y modificaciones parece que -ahora sí- está todo listo para su despegue, con la puesta de largo realizada por CDTI en su evento “Del conocimiento a la innovación” que se está celebrando durante estos días en Madrid.

La página oficial del Programa Horizonte2020 fue lanzada hace algunos meses por la Unión Europea (http://ec.europa.eu/research/horizon2020/index_en.cfm), recogiendo toda la documentación e información oficial relacionada con este programa de ayudas. También se ha anunciado y lanzado la web del participante que será la interfaz única con el Programa, cuya actualización completa se espera a final de este mes.

En España, el Ministerio de Economía y Competitividad ha lanzado la web http://eshorizonte2020.es/ como punto de encuentro del programa, donde se podrá acceder a información de los programas, convocatorias, enlaces, noticias, eventos, servicios y documentación técnica, explicativa y divulgativa.

Recientemente, CDTI publicó a través de su portal oficial (y reblogueado desde aquí) un primer borrador del borrador del Programa de Trabajo 2014-2015 de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Horizonte 2020.

Las primeras convocatorias se abrirán el próximo 11 de diciembre, teniendo ya la línea de Transporte e ITC (dentro de Retos Sociales) los programas de trabajo ya totalmente definidos. Además se prevé que en el ámbito de Liderazgo industrial se incluyan la línea de Nanotecnologías, nanomateriales y producción (NMP), o Biotec. La “Fast Track for Innovation” que es común para todos los programas será una convocatoria abierta, pero hasta 2015 no tendrá presupuesto. Por último, es necesario recordar que el Instrumento Pyme (dentro de NMP) tendrá a lo largo del programa fechas de corte desacopladas.

Objetivos

Para los que no estén familiarizados con este programa (CDTI publicó recientemente una miniguía explicativa), simplemente dar unas rápidas pinceladas. Horizonte 2020 se articula en torno a los siguientes objetivos estratégicos:

  • Crear una ciencia de excelencia, que permita reforzar la posición de la UE en el panorama científico mundial.
  • Desarrollar tecnologías y sus aplicaciones para mejorar la competitividad europea.
  • Investigar en las grandes cuestiones que afectan a los ciudadanos europeos.

Líneas estratégicas

Para cumplirlos, Horizonte2020 cuenta con un presupuesto de unos 77.200M€ y se desarrolla a partir de 3 pilares básicos:

  • Ciencia Excelente, para reforzar  la excelencia científica de la Unión a  nivel mundial, principalmente mediante iniciativas de temática abierta y en general, en proyectos individuales.
  • Liderazgo Industrial, para acelerar el desarrollo de las tecnologías, principalmente: Tecnologías de la información y la comunicación (TIC), nanotecnología, materiales avanzados, biotecnología, fabricación y transformación avanzadas y tecnología espacial; para ayudar a las PYME innovadoras europeas a convertirse en empresas líderes en el mundo y para facilitar  la financiación de riesgo en actividades de investigación e innovación en su llegada al mercado.
  • Retos Sociales, para aportar una respuesta directa a las prioridades políticas y los retos identificados en la estrategia Europa2020, tales  como la seguridad, la energía, el transporte (estas dos son las más interesantes en principio para las empresas relacionadas con el sector construcción), el cambio climático y el uso eficaz de los recursos, la salud y el envejecimiento, los métodos de producción respetuosos del medio ambiente y la gestión del territorio.

Además, se establecen estos ejes de apoyo:

  • Las acciones del Centro Común de Investigación (JRC en sus siglas en inglés), que es un centro propio de la Comisión Europea.
  • Las acciones del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT).
  • Las acciones transversales ”Difundiendo la excelencia y ampliando la participación” y “Ciencia con y para la sociedad” para que los beneficios de H2020 lleguen a todos los países de la Unión y tengan una repercusión positiva en la sociedad.

Características

Las principales características y novedades que presenta Horizonte2020 son las siguientes:

  • Tasa de financiación de las actividades alrededor del 20%.
  • Duración media de los proyectos: 3 años.
  • Presupuesto mínimo de los proyectos: 2 M€ con carácter general.
  • Plazo estimado de resolución: 8 meses (5 meses de evaluación + 3 meses de Grant agreement).
  • Tiene una visión integradora, presentando -a diferencia del VIIPM- una clara orientación al mercado.
  • Existe la posibilidad de contar con la participación (y financiación) de terceros países, siempre y cuando se indique de forma explícita en la convocatoria, la financiación se enmarque en algún acuerdo bilateral y si la CE considera esencial su participación.
  • Se adquiere el compromiso de dedicar al menos el 20% del presupuesto de los Retos sociales y del Liderazgo en Tecnologías claves e industriales a las PYME.
  • Menores controles y auditorías. Se solicitará capacidad financiera solamente al coordinador, cuando éste solicite más de 500k€ de ayuda. Al final del proyecto, solamente se exigirá un certificado por beneficiario, planificando una estratégia de auditorías centrada en evitar el fraude.

Financiación

Las condiciones de financiación previstas en Horizonte2020 son:

  • 100% de los costes directos para todo tipo de entidades en el caso de proyectos de investigación y desarrollo, con carácter general, incluyendo las acciones de coordinación y apoyo.
  • 70% para proyectos de innovación, para entidades con ánimo de lucro.
  • Los costes de personal sigue siendo la dedicación por el coste laboral, aunque ahora habrá menores exigencias en los registros de tiempo, podrá recurrirse a horas estándar (1720h), y se podrán incorporar políticas de formento basado en remuneración adicional.
  • El IVA será elegible en los casos en los que no sea recuperable.
  • Costes indirectos, estimándose como el 25% de los costes directos.

Preparados… listos….

Deja un comentario

Archivado bajo Ayudas

#cdtiinforma #cdtiHORIZONTE2020es: PUBLICADO! Borrador programa de trabajo ICT 2014-2015 @EU_Commission #TIC

Se van despejando incógnitas y publicando borradores de cara al inminente arranque del programa Horizonte2020.

CDTI Social Media Hub

CDTI HORIZONTE2020 borrador programa de trabajo ICT 2014-2015

A unas horas de la inauguración de la séptima edición de la Conferencia nacional sobre el Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea en España: Horizonte 2020, del conocimiento a la innovaciónconvocada y organizada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Ministerio de Economía y Competitividad, la Comisión Europea acaba de publicar el borrador del Programa de Trabajo 2014-2015 de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Horizonte 2020, pendiente de aprobación formal.

El hashtag CDTI oficial español de Horizonte2020 es #cdtiHORIZONTE2020es.

Para consultas generales sobre financiación de proyectos de I+D+i empresarial y Programa Marco de I+D de la UE/HORIZONTE 2020:

CDTI RedPidi información sobre financiación de proyectos de I+D+i

Ver la entrada original

Deja un comentario

Archivado bajo Ayudas, Innovación

Novedades en el IS con la Ley 16/2013

A continuación se resumen las principales novedades en el IS incorporadas con la aprobación de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.

Estas novedades se agrupan en torno a dos ámbitos fundamentales, por un lado una batería de medidas de carácter indefinido, y por otro un régimen transitorio para los ejercicios fiscales iniciados en 2014 y 2015, fundamentalmente. En ningún caso hay modificaciones en lo relacionado a los incentivos fiscales a la I+D+i, tan ampliamente comentados en este blog.

Dentro de las medidas de carácter indefinido, se encuentran sobre todo las correspondientes a la no deducibilidad del deterioro de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, así como de las rentas negativas generadas durante el plazo de mantenimiento de establecimientos permanentes ubicados en el extranjero. Ambas medidas tratan de evitar la doble deducibilidad de las pérdidas, en un primer momento, en sede de la entidad o del establecimiento permanente que los genera, y, en un segundo, en sede del inversor o casa central.

En el campo de las UTE -que quizás por nuestra orientación civil nos parece más interesante- también se incorporan novedades, como la supresión de la deducibilidad de rentas negativas de éstas que operan en el extranjero. También se aprueba que la opción por acogerse a la exención se determinará hasta la extinción de la UTE. El importe de las rentas negativas derivadas de la transmisión de la participación en la unión temporal o de su extinción se minorará en el importe de las rentas positivas netas obtenidas con anterioridad, procedentes de la misma.

En cuanto a las medidas con carácter temporal, para los ejercicios iniciados en 2014 y 2015, se prorroga –con carácter general- la modalidad de pago fraccionado mínimo establecido como un 12% de la cuenta de pérdidas y ganancias, así como la aplicación de los tipos incrementados de los pagos fraccionados, junto con las limitaciones existentes para las compensaciones y aplicaciones de las bases imponibles negativas y deducciones, junto con la reducción al 1% y 2% de la amortización de los fondos de comercio e inmovilizados de vida útil indefinida y limitaciones a la aplicación de cantidades pendientes de libertad de amortización.

Deja un comentario

Archivado bajo Fiscalidad