Particularidades en el régimen fiscal de las UTEs

A continuación trataré de resumir de forma somera las particularidades del régimen fiscal que puede tener una Unión Temporal de Empresas (UTE), en función de la procedencia de los socios que la conforman y de su lugar de actividad.

Antes de empezar conviene recordar qué es una UTE y cuáles son sus características principales, definiendo con ello el marco general sobre el que desarrollaremos el post. Se puede definir la UTE como un ente sin personalidad jurídica propia para la colaboración empresarias por un periodo de tiempo cierto, determinado o indeterminado, cuyo objeto es el desarrollo o ejecución de una obra, servicio o suministro concreto, dentro o fuera de España. Su duración máxima se establece en 25 años, salvo que se trate de la ejecución de obras y explotación de servicios públicos, donde la duración máxima es de 50 años.

 Régimen fiscal estatal

Las UTEs pueden estar o no inscritas en el Registro Especial de Uniones Temporales de Empresas del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (MINHAP). Es un procedimiento voluntario al que se pueden acoger las UTEs en caso de que la solicitud de inclusión sea estimada.

En caso de estar inscrita en el Registro Especial, las UTE no tributará –con carácter general- en el Impuesto de Sociedad imputando sus bases imponibles, deducciones y bonificaciones, etc., a los socios que la conforman en la proporción en la que participen en la UTE. Estas empresas socios deben integrar la base imputada en la base imponible de su imposición personal. Esta integración se puede realizar en la fecha del cierre del ejercicio de la UTE, o realizarlo en el siguiente periodo impositivo (que suele ser lo más habitual), tal y como se establece en el Artículo 51 de la TRLIS. Las deducciones y bonificaciones en cuota a las que tenga derecho la UTE se imputarán a los socios tanto si la base imponible de la UTE es positiva como negativa.

Por el contrario, si la UTE no está inscrita en el Registro Especial, al igual que los socios que la conforman, sí es sujeto pasivo del IS asumiendo los derechos y obligaciones correspondientes, tributando bajo el régimen general y transmitiendo únicamente los resultados del ejercicio, que se integrarán en la base imponible del IRPF de los socios. Es importante señalar en este punto que, en caso de existir operaciones entre la UTE y las empresas, éstas se entenderán como operaciones vinculadas.

Normativa foral

En el caso de que la UTE que opera en Euskadi, puede aplicarse el régimen tributario del País Vasco o Estatal, en función de que la UTE se hubiera constituido antes a 01/01/2002 (tributando bajo el régimen de País Vasco única y exclusivamente cuando no se supere su ámbito territorial) o después de esa misma fecha (tributando bajo el régimen de País Vasco única y exclusivamente cuando la totalidad de las empresas que integran la UTE estén sujetas a normativa foral).

Si la UTE opera en Navarra, tributa bajo el régimen estatal, con la única excepción de que los socios están obligados a llevar cuentas diferenciadas en sus registros contables, de forma que se puedan reflejar las relaciones existentes con la UTE.

Empresas residentes en el extranjero miembros de una UTE

En el caso de que una de las empresas que conforman la UTE (inscrita en el Registro Especial) sea residente en el extranjero, será la UTE quien tribute por la base imponible que le sea imputada en sede de la UTE, esto es, por su porcentaje de participación, teniendo en cuenta las deducciones y bonificaciones en la cuota que haya generado (también en el porcentaje de participación en la UTE).

Como se ha mencionado cuando se desarrollaron los mecanismos para evitar la doble imposición internacional, la participación en los beneficios de las empresas extranjeras tributarán por el IRNR o, en su caso, bajo las normas del convenio para evitar la doble imposición.

UTE que opera en el extranjero

Si una UTE residente en España e inscrita en el Registro Especial realiza su actividad en el extranjero, las empresas miembros podrán acogerse al método de exención desarrollado dentro de los mecanismos para evitar la doble imposición internacional.

Empresas españolas que operan en UTE extranjera

En este caso, se aplica el mismo régimen de exención que en el caso anterior, siempre y cuando se realice la solicitud previa al MHAP y obtener su correspondiente autorización.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s