Industria extractiva. Libertad de amortización y factor de agotamiento (I)

En los próximos posts, trataré de hacer una síntesis de los mecanismos habilitados para la industria extractiva.

1.- Antecedentes.

Con el objetivo de estimular la actividad de la minería, y poder compensar los sobrecostes que esta actividad soporta, además de fomentar la promoción, desarrollo, exploración, investigación y explotación de los recursos mineros, se establecieron dos mecanismos fiscales básicos a los que se pudieran acoger las empresas de este tipo: por un lado la posibilidad de acogerse a libertad de amortización de activos mineros, y por otro lado recurrir al factor de agotamiento.

No todas las empresas con actividad relacionada con yacimientos minerales y recursos geológicos pueden acogerse, sino que se recurrió a la Ley de Minas para delimitar las actividades aceptadas. Como recordatorio, La Ley de Minas establecía las siguientes secciones:

A) Pertenecen a la misma los de escaso valor económico y comercialización geográficamente restringida, así como aquellos cuyo aprovechamiento único sea el de obtener fragmentos de tamaño y forma apropiados para su utilización directa en obras de infraestructura, construcción y otros usos que no exigen más operaciones que las de arranque, quebrantado y calibrado.

B) Incluye, con arreglo a las definiciones que establece el capítulo primero del título IV, las aguas minerales, las termales, las estructuras subterráneas y los yacimientos formados como consecuencia de operaciones reguladas por esta Ley.

C) Comprende esta sección cuantos yacimientos minerales y recursos geológicos no estén incluidos en las anteriores y sean objeto de aprovechamiento conforme a esta Ley.

D) Los carbones, los minerales radiactivos, los recursos geotérmicos, las rocas bituminosas y cualesquiera otros yacimientos minerales o recursos geológicos de interés energético que el Gobierno acuerde incluir en esta sección, a propuesta del Ministro de Industria y Energía, previo informe del Instituto Geológico y Minero de España.

Y, a partir de estas secciones, se establecieron una clasificación específica de la actividad para cada uno de estos mecanismos, aunque al final ambos suelen ser prácticamente coincidentes:

–          Según la Ley de Minas, las actividades comprendidas en la sección C) y en la D).

–          Los obtenidos a partir de yacimientos de origen no natural pertenecientes a la sección B) del referido artículo, siempre que los productos recuperados o transformados se hallen clasificados en la sección C) o en la D).

Los principales indicadores correspondientes a los sectores incluidos en estas actividades se muestran a continuación, y que dan muestra del grado de penetración que estos incentivos tienen actualmente en las empresas con actividad:

INE

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Construcción, Fiscalidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s