De solicitudes de informes motivados y aplicaciones telemáticas

Esta tarde finaliza el plazo para solicitar los informes motivados vinculantes (SIMV) ante el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco). Por esta razón, y porque por segundo año consecutivo han surgido importantes contratiempos y problemas en este proceso, me gustaría dejar constancia en este post de las enormes dificultades que ha supuesto llevarlo a cabo con éxito.

La aplicación informática creada al efecto (https://sede.micinn.gob.es/IMV) allá por abril o mayo de 2011, ha generado desde entonces numerosos problemas de inestabilidad y funcionamiento, al menos en los meses en los que se presentan los proyectos. Este año ha sido muy complicado encontrar el momento para poder acceder (la web estuvo mucho tiempo caída), o realizar el proceso de firma (la web se colgaba muy a menudo). Este problema ha venido sucediendo de manera permanente desde el mes de junio, por lo que desde mi punto de vista no puede servir como justificación que se trata de una sobresaturación de accesos puntual, si no en todo caso caso de un ineficiente dimensionamiento de la misma.

Por otro lado, una vez que -después de mucha frustración- se podía firmar la SIMV del proyecto la página en muchas ocasiones no generaba los correspondientes justificantes, o simplemente no almacenaba la información del proyecto. Ante las repetidas cuestiones planteadas al CAUIDI, la respuesta era generar un número de incidencia sin aportar más información, ni por supuesto hacer seguimiento de la misma. Días más tarde, y ante la insistencia por parte de los solicitantes en obtener una respuesta, ésta fue comunicar que se elevaría a “un segundo nivel”.

La última “pirueta” ha sido que esta mañana el Mineco ha decidido de forma unilateral y sin previo aviso cambiar el estado de algunas solicitudes, pasando de “registrada” a “abierta” (es necesario tener en cuenta que el plazo de solicitudes termina hoy 25 de julio). CAUIDI en ningún momento informó de esta situación como parte de la gestión de las incidencias. Ante las preguntas realizadas al respecto, su respuesta fue únicamente remitir a otra dirección de correo electrónico para realizar las consultas: informesmotivados@mineco.es.

A partir de esta dirección de correo se decidió enviar, de manera aparentemente aleatoria a diferentes cuentas que figuraban en su libreta de direcciones, un comunicado en el cual aceptaban como entregadas aquellas solicitudes que estuvieran en estado “registrada”, sin informar en cambio del cambio de estado producido en los expedientes por su parte.

Así pues, se han tenido que volver a firmar las solicitudes a partir de las 14h, cuando muchas empresas cuentan ya con jornada intensiva, mucho personal de vacaciones, etc., y sin margen de maniobra al terminar el plazo en unas horas. Esto ha originado numerosos contratiempos, y en algunos casos, no poder firmar la solicitud.

De todo esto tengo numerosas preguntas a las que no encuentro respuesta:

– ¿Cómo es posible que después de unos 15 meses todavía la aplicación sea tan inestable?.

– Ante la cantidad de problemas e incidencias abiertas ¿cómo no se buscó una alternativa factible para poder realizar la presentación de los SIMV en condiciones?.

– ¿A qué se debe la nula comunicación por parte de los servicios de CAUIDI o informesmotivados durante todo el proceso?

– Dado los importantes problemas detectados ¿cómo no se ha permitido la entrega en formato papel o a través de otra vía?.

– Asumiendo ese cambio de estado en los proyectos ¿por qué no se ha informado convenientemente y no se ha prolongado de forma expresa los plazos de firma de los SIMV?.

– ¿Han pensado en el impacto sobre los solicitantes y en cómo podían afectar sus decisiones?.

No dudo por un instante en la bondad y profesionalidad de todos y cada uno de los intervinientes en el proceso, asumo la dificultad que puede entrañar gestionar una herramienta como ésta, y por supuesto doy por seguro que no ha existido mala fe en ningún caso. Sin embargo, creo que también es cierto que muchas veces las cosas se pueden hacer de forma sencilla y con un menor nivel de ruido y problemas, siendo más eficientes y operativos, y en este caso creo que es evidente que se pudo haber gestionado mejor esta situación.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deducciones, Innovación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s